La Voz Kids, o cómo joderle la vida a un crío.

la-voz-kids-telecinco_MDSIMA20131230_0154_36

Víctor F. Clares @victorclares

Veréis, a lo mejor soy yo que lo miro todo con ojo demasiado crítico. A veces puede que demasiado. Yo mismo me resulto pesado, os lo aseguro. Pero hay cosas que me rechinan, que me dejan el cuerpo raro, y que no me cuadran. Y las digo. Las digo con el ánimo de que alguien me contradiga, también. Intento simplemente aclararme conmigo mismo.

Viendo La Voz Kids, el nuevo programa de Telecinco, me ha pasado exactamente eso que os explico, que me he quedado con el cuerpo raro. Siempre me ha molestado de manera profunda, y he sido muy contundente al defenderlo, que lo que se fomente en los concursos musicales de televisión sea la búsqueda del éxito, de la fama, o la ambición por ser conocido; más que el propio amor por la música.

Que lo hagan con los adultos me molesta, pero que esto mismo se haga con menores de edad, que apenas saben todavía leer y escribir correctamente, que no deben haber escuchado un disco entero en su vida, que apenas tienen referentes, ni capacidades para tomar decisiones, me repatea en lo más hondo. Escuchar a varios niños y niñas diciendo que lo que les gustaría de mayores es ser famosos, firmar autógrafos, o que la gente les conozca, lo siento, pero me parece un síntoma muy asqueroso de este mundo en el que vivimos. Creo que poner a un niño en un lugar donde, por edad, no le corresponde, no sólo es cruel para ese propio niño, sino que retrata a una sociedad totalmente enferma y fuera de sí. Retrata a una sociedad que respeta y apoya más la comercialización del arte, que el puro arte en sí. Y cueste lo que cueste, e implique a quien implique.

En primer lugar, me parece rastrero e insano que a niños y niñas de 6, 7, 8, 10 años, que tienen una vocación, una ilusión, se les enseñe a destacar y a competir para ganar, para ser populares, para ser conocidos. Creo que un niño no tiene ni que pasar fases, ni que ser elegido o descartado, ni que someterse a ningún cásting, ni que competir de esta forma. En segundo lugar, me molesta que se haga en televisión y en prime time, que significa que tiene un impacto todavía mayor en más jóvenes –y en más padres–, y que consolida aún más la idea de que esto es lo normal. Y en tercer lugar, me entristece que se premie el éxito fácil y rápido también entre los más pequeños, por encima del trabajo, del esfuerzo, del entusiasmo, de la pasión por las cosas. Me parece que es una forma bastante gratuíta de joderle un poco la vida a un crío y de llevarle por un camino, vuelvo a repetir, insano.

No quiero ser catastrofista, ni destructivo, ni injusto. Quizás por querer expresar una posición peco de exagerado, así que debo decir que creo que el trato que da el programa a estos niños es bastante correcto: tanto por parte de los presentadores, como del jurado. Se muestran cariñosos, y respetuosos. Pero igualmente, insisto: no he escuchado a nadie hablarle a estos niños y niñas de música.

No sé quién o quiénes son, o somos los responsables de que esto suceda. Pero de verdad, sólo espero que a estos chavalines y chavalinas alguien, entre alguno de esos pasillos, les explique que el éxito debe ser siempre una consecuencia, y jamás un objetivo. Al menos así es como yo lo entiendo. Y ojalá, de verdad, tengan también la suerte de encontrar a alguien que les enseñe a amar de verdad la música, que les enseñe a morirse del gusto por ese amor, y que les enseñe a tener paciencia y a saber esperar las cosas, que llegan, o no. Espero, insisto, que de verdad se encuentren a alguien que les enseñe a amar la música, y no a su industria capitalista. Por cierto, esas personas existen, pero no salen por la tele:

@victorclares

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s